Show Mobile Navigation

martes, 4 de julio de 2017

,

5 lugares del mundo donde encontrarás cientos de farolillos

Alberto Piernas - 17:59

Desde tiempos ancestrales, los farolillos han sido concebidos alrededor del mundo como sinónimo de celebración y fortuna por las culturas de África, Latinoamérica o especialmente Asia, continentes que llevan siglos convirtiendo estos objetos luminosos en aderezo de sus más bellos lugares y celebraciones.

Escenarios que conforman este mágico viaje a través de esas noches naranjas evocadas por los siguientes lugares del mundo donde los farolillo son los protagonistas.

Chiang Mai (Tailandia)

Durante la noche de luna llena del duodécimo mes del calendario lunar (en Occidente sería alrededor de noviembre), Tailandia cambia de año celebrando su particular culto a la luz como símbolo de buena fortuna. En gran parte del gigante tai se celebra el Loy Krattong, fiesta que consiste en rellenar de luces unas balsas fabricadas con troncos de bananero que se liberan en ríos y playas. Por su parte, la ciudad de Chiang Mai celebra el llamado Yi Peng, durante el cual padres e hijos dejan flotar en el aire farolillos naranjas que forman uno de las estampas más mágicas del mundo.

Hoi An (Vietnam)


Si estas buscando un típico lugar asiático de puentecitos sobre ríos silenciosos, rickshaws entre sus calles, aire mochilero y muchos farolillos, posiblemente Hoi An, situado en el centro de Vietnam, se convierta en la opción más acertada. En una ciudad en la que parte de su comercio gira en torno a la elaboración de farolillos de seda, Hoi An luce calles plagadas de tiendas de colores, tienen un festival propio y hasta establecimientos como el Hoi An Lantern Hostel o el Lantern Town Restaurant.


Pune (India)

La fiesta más importante del otoño en la India se llama Diwali y se celebra durante cinco días, siendo el más importante el día de luna nueva del mes de Kartika, en noviembre. Esta fiesta celebra la victoria de la luz sobre la oscuridad y rinde tributo a la diosa de la fortuna, Lakshmi, en cuyo honor se encienden todo tipo de velas, candelabros y farolillos a lo largo y ancho del subcontinente indio. En el templo de Amritsar triunfan las velas, en Jaipur los LEDS y en el estado de Pune los aakash o farolillos de tela de colores aderezados de la típica decoración rangoli, motivos de artesanía de colores típica de la India.

Petra (Jordania)

La famosa Ciudad Rosa de Jordania continúa siendo uno de los lugares más bellos del mundo, especialmente cuando cae la noche y visitar la antigua urbe nabatea se convierte en un placer para los sentidos. Tras un recorrido por los místicos pasadizos que forman el desfiladero conocido como el Siq, un concierto ameniza la noche entre los farolillos que alumbran el pórtico de Al-Khaznek, el mayor orgullo de la que es una de las Siete Maravillas del Mundo.

Zoco de Marrakech (Marruecos)


Contenido en la Medina de la ciudad más dinámica de Marruecos, el zoco de Marrakech es un hervidero de especias, babuchas, juegos de té y farolillos árabes que nos sumen en un micromundo propio de las Mil y Una Noches. Estos farolillos, famosos por la estructura de celosía de colores que lo envuelve, son el perfecto aderezo de cualquier fiesta exótica, tetería moruna o riad típico alrededor del mundo. Posiblemente muchos quizás hubieran preferido el Gran Bazar, pero mi debilidad por los zocos de Marrakech me ha podido.

Estos lugares del mundo donde los farolillos son los protagonistas conforman un singular recorrido por esas calles de colores íntimos, de magia, de unas luces que evocan el mundo de los sueños que el hombre occidental olvidó hace mucho tiempo.

¿En cuál de estos lugares te gustaría perderte?

0 comentarios:

Publicar un comentario