Show Mobile Navigation

jueves, 18 de agosto de 2016

,

El verano 2016 está siendo el peor para la industria del cine

Alberto Piernas - 12:35


Con unas pérdidas del 22% en comparación al 2015, el verano de 2016 está resultando ser un fiasco para la industria del entretenimiento, especialmente por motivos que, según los expertos, apuntan a una gran falta de ideas. Mientras, la televisión gana. ¿Quieres saber por qué el verano de 2016 está siendo el peor para la industria del cine?

Secuelitis


El verano de 2016 se antojaba una época de grandes cifras en taquilla. Alicia a Través del Espejo, Independence Day: Contraataque, Ice Age 5, la nueva Ghostbusters en versión femenina. . . grandes proyectos que han arañado mediocres cifras en taquilla durante su trayectoria comercial. Un hecho que ha hecho temblar a los estudios de Hollywood y cuestionarse qué están haciendo mal. Y la respuesta, según muchos, es muy sencilla: hay una gran falta de ideas en la meca del cine estadounidense

La ausencia de historias originales y el monopolio de cintas conceptuales en forma de secuelas, remakes, reboots o spin offs de viejos éxitos en taquilla se ha convertido en la única fuente de ingresos para una industria consciente del hecho de que el público está cansado de lo mismo. Por poner un ejemplo, tres de las cinco películas más taquilleras del año son originales. Zootrópolis, La Vida Secreta de las Mascotas y Deadpool, la cual, a pesar de estar basada en un cómic, no se trata de una secuela ni producto derivado. 

Al mismo tiempo, la nueva televisión encabezada por Netflix y su vídeo bajo demanda triunfa en los hogares de todo el mundo gracias al consumo de serios como Juego de Tronos u Orange is the New Black en streaming, sin moverse de casa e incluso por un precio menor que el de una entrada de cine. A su vez, las series de moda plantean historias más originales, nuevas y renovadas, mientras el cine continúa viviendo  de viejos clásicos cuyas predecibles trayectorias en forma de secuelas ha terminado por hartar al público.

Adivinamos que, durante estas semanas, los despachos de Hollywood estarán revolucionados buscando la nueva gallina de los huevos de oro, modificando proyectos y tratando de estrujarse el cerebro en volver a sorprender, algo que el cine hollywoodense pareció olvidar hace unos años. 

El verano de 2016 esta siendo el más nefasto en taquilla desde hace 100 años, una realidad que impulsa a los estudios de cine a buscar nuevas ideas y plantearse el aluvión de secuelas y remakes que inundan cada mes las pantallas de todo el mundo. 

0 comentarios:

Publicar un comentario