Show Mobile Navigation

viernes, 8 de julio de 2016

,

¿Qué es el DIY?

Alberto M - 10:10


La crisis económica, las nuevas tecnologías y la necesidad por reinventar el mobiliario han dado como resultado durante los últimos años la tendencia DIY (Do It Yourself), también conocida en español como HUM (Hágalo Usted Mismo), el arte de renovar y crear nuevos aderezos en el mobiliario a partir de otros más viejos. Y el resultado, en la mayoría de ocasiones, es simplemente espectacular. ¿Te atreves con el movimiento DIY?


El arte de reutilizar



Rellenar botes con caramelos para decorar.
Utilizar palés, pintarlos y elaborar una mesa.
Forrar un mueble con telas vintage.
Tapizar un armario.
Crear tus propios cuadros. 
Una escalera de pintura a modo de librería alternativa.
Cajas de madera pintadas en vez de jardineras. 

Estos son sólo algunos ejemplos de la cultura del DIY (Do It Youself), un movimiento que incita a la autogestión del consumidor en prácticamente todos los aspectos de la vida cotidiana pero, especialmente, en lo que se refiere al mobiliario del hogar, el bricolaje o la decoración.

Surgido como un movimiento anticapitalista al rechazar los muebles y demás elementos distribuidos por las grandes superficies, el Do it Yourself también ha permitido a algunos negocios dar salida a ciertos productos pasados de moda e incluso utilizar las partes o restos antiguos para crear otros nuevos. 

De esta guisa no sólo el mobiliario adquiere un toque más personal, sino que ahorramos costes y nos entretenemos, una filosofía que gracias a Internet y las redes sociales ha adquirido una expansión aún más grande, a juzgar por las infinitas opciones que ofrece el simple hecho de utilizar una tabla vieja como perchero o los restos de un viejo tutú como felpudo. Un arte en el que nada queda definido, sino tan sólo la imaginación del individuo y su capacidad para reutilizar y jugar con los elementos.

A su vez, el DIY implica una exclusividad en el diseño del producto, lo cual ha llevado a otras personas a rentabilizar este arte en pequeñas superficies o inspirar a otros a la hora de tomar ideas de bricolaje o decoración.

¡Ah! Y por supuesto, se incita al reciclaje. 

Todo son ventajas. 

La cultura del DIY podría tener su origen en el movimiento punk, el cual comenzó convirtiendo la reutilización de prendas de ropa en tendencia. Concebido como medida anti-sistema, el DIY es la opción más recomendable en tiempos en que la crisis, el compartir y la creatividad se convierten en tres conceptos más recíprocos que nunca. 

¿Tú también te atreves con el DIY?

0 comentarios:

Publicar un comentario