Show Mobile Navigation

jueves, 23 de junio de 2016

,

El color apropiado para cada lugar de tu casa

Alberto Piernas - 18:43


Aunque pueda resultar un aspecto menor a la hora de poner a punto una casa, los colores elegidos para las diferentes dependencias de nuestro hogar son más que importantes, ya que cada color influirá en nosotros de una forma distinta, más aún dependiendo del fin al que esta enfocada esa determinada estancia. Algo de bricolaje, una pizca de feng shui y unas gotas de sentido común conforman este repaso en el que analizamos el color apropiado para cada lugar de la casa

Azul


El azul es un color pacificador y como tal convendrá aplicarlo a nuestro salón, ya que aportará armonía a las relaciones sociales que suelen tener lugar en esta dependencia de la casa. Ante todo procura aportar colores cálidos pero no demasiado vistosos a la hora de alcanzar el equilibrio con los nuestros, con los invitados. . . y con nosotros mismos.


Rojo

Si vivimos en pareja el color rojo puede ser una buena opción para pintar la habitación, ya que además de estimular el riego sanguíneo fomenta la pasión y el deseo. Aplica un rojo que igualmente no sea demasiado llamativo, pues no debemos olvidar que la habitación es un lugar de descanso que tampoco desmerecerá un tono verde bosque para alcanzar una total relajación. 

Naranja

El color de la creatividad es ideal para activar a digestión y asegurar el buen funcionamiento de nuestro aparato digestivo, de ahí que sea el color apropiado para aplicar en la cocina, especialmente si comemos en ella durante gran parte de la semana. 

Marrón

Según el feng shui, el cuarto de baño necesita de colores tierra que equilibren el agua como energía predominante en este espacio de la casa. Acompañar los tonos ocre con toallas o demás elementos de colores similares ayudarán a equilibrar las diversas fuerzas que confluyen en esta dependencia.

Blanco

Dicen que, al nacer, los bebés sólo ven en blanco y negro hasta que poco a poco comienzan a adaptarse e identificar el resto de colores. Partir de una pared blanca durante los primeros meses puede ser una buena idea, seguida de una aplicación de colores claros o pastel como el rosa o azul que permitirán al bebé adaptarse poco a poco. Olvida el amarillo chillón o colores eléctricos, ya que podrían perturbar al pequeño durante los primeros meses. 

Aplicar el color apropiado para cada lugar de tu casa es ideal si queremos equilibrar el entorno y armonizar las energías que profesan más de una filosofía relacionada con el complejo mundo de la decoración. 


0 comentarios:

Publicar un comentario