Show Mobile Navigation

domingo, 15 de mayo de 2016

, ,

El arte de colorear como terapia

Alberto M - 21:49


Durante los últimos años, la venta de libros para colorear se ha disparado en todo el mundo, y no precisamente porque los niños hayan sucumbido de repente a este tradicional entretenimiento, no, no. . . se trata de sus propios padres. Una fiebre que confirma los muchos beneficios de la llamada terapia pictórica y sus muchas vertientes.


Vuelta a los inicios


Un día un padre volvió a casa tras una larga jornada de trabajo, envuelto por el estrés que impera en estos tiempos acelerados. Su hijo, que había ido a cenar, había dejado un libro con dibujos para colorear y él, por la simple curiosidad de retomar los pasatiempos de la infancia, comenzó a colorear el dibujo, percatándose poco después de que había conseguido abstraerse de todos sus problemas y, ante todo, concentrarse en algo tan sencillo como efectivo.

Este es uno de los muchos ejemplos que han convertido la terapia pictórica en una de las tendencias de los últimos años, codo a codo con una cromoterapia en la que los colores ayudan a equilibrar las energías e incluso ayudar a sopesar más de una enfermedad a pesar de las discordancias de los sectores más lógicos de la ciencia y la psicología.

El acierto de colorear consiste, principalmente, en el estímulo del lado izquierdo del cerebro, el cual potencia aspectos como la lógica o la concentración, dos factores que permiten absorver los sentimientos y emociones, en este caso negativas, cuando recurrimos al mismo como un modo de abstraernos. Si, en ciertos casos, se procede al dibujo o la expresión más original, esta permite equilibrar ambos lados: el izquierdo y un derecho en el que yacen guardadas nuestras más creativas inquietudes.

Beneficios que han convertido la terapia pictórica, o la tendencia del libro para colorear en todo un boom durante los últimos años, con libros como The Secret Garden, de la escocesa Johanna Basford convertidos en líder de ventas en librerías físicas y online. Libros que aportan dibujos sencillos y otros más complejos en los que el único requisito consiste en jugar con los colores y adaptarlos a nuestro estilo, con motivos como los famosos mandalas de la cultura hindú convertidos en diseños recurrentes y estimulantes para esas mentes estresadas.


El arte de colorear como terapia se ha convertido en la mas sencilla y efectiva terapia para esos adultos que no encontraban hasta ahora el vehículo perfecto para abstraerse y detener por una hora sus muchas inquietudes y obligaciones.

0 comentarios:

Publicar un comentario