Show Mobile Navigation

viernes, 8 de abril de 2016

, ,

Cómo influye el color de tus paredes en tu estado de ánimo

Alberto M - 19:55



Volvemos a mudarnos, esta vez parece que es la definitiva, es nuestro hogar, nuestro nidito de amor. . . pero, ¿cómo pintarlo? Puede que hayáis pasado antes por la misma situación y el resultado tras elegir ciertos colores no haya sido el adecuado; o sí. Y es que por mucha predilección que tengamos por un determinado tono, saber cómo afecta el color de tus paredes influye en tu estado de ánimo te ayudará a combinar tu propia personalidad con las sensaciones adecuadas.  


Azul


Curiosamente, el color azul es el más utilizado por las empresas de todo el mundo dada las sensaciones que inspira: pacifismo, tranquilidad y, también, productividad. Aplicar el color azul cielo, por ejemplo, siempre es sinónimo de energía zen ideal a aplicar en nuestro salón, especialmente si éste es luminoso. Según los expertos, el azul ralentiza la respiración y la presión arterial.

Verde


El verde es el color más recomendado por los psicólogos a la hora de buscar tranquilidad y una sensación acogedora. Ideal para una habitación, especialmente si se trata de un verde bosque o botella, el color verde también cuenta con tonos como el pistacho o manzana, sinónimo de gran energía y quizás no tan recomendable en esos espacios en los que buscamos relajarnos.

Rojo


El color rojo implica energía, vitalidad y pasión; cualidades ideales para aplicar en una cocina en la que conviene trabajar bajo ciertos estímulos o en el salón, ya que promueve la sociabilidad entre las personas. Si estás pensando en aplicarlo a la habitación, procura que sean rojos más oscuros o suaves, pues de optar por la tonalidad más fuerte, el exceso de pasión puede jugarte una mala pasada.

Amarillo


El amarillo se trata de un color acogedor que, además, expresa felicidad y diversión, pero al igual que el rojo requiere del lugar adecuado en que aplicarlo y una tonalidad que no exceda los estímulos. Si tienes bebés ve pensando en otro color, ya que está demostrado que el amarillo es el que más provoca el llanto del pequeño.


Naranja


El naranja es también un color estimulante, relacionado normalmente con las frutas exóticas. Si a ello añadimos la observación de que facilita la digestión, el naranja puede convertirse en el mejor color a aplicar en la cocina, por ejemplo.


Blanco


Símbolo de pureza, el color blanco nunca desentona, pudiendo ser la perfecta base a otros colores o quedando tal cual como un color elegante, igualmente relajante y luminoso. 


0 comentarios:

Publicar un comentario