Show Mobile Navigation

miércoles, 11 de febrero de 2015

,

Mercados de capitales, esos grandes desconocidos

Marisa Blanco - 14:47


Los mercados de capitales es un sector constantemente en cambio donde la información fluye a una velocidad endiablada haciendo que la toma de decisiones no pueda ni demorarse un solo segundo.
Esto hace que operar en los mercados financieros adquiera una complejidad considerable si no se tienen los recursos y herramientas necesarias. Como intermediario financiero, es fundamental obtener toda la información en tiempo real, sin embargo, esta puede llegar a ser desbordante. ¿Cómo se pone solución a esto? Gracias a un software muy avanzado es posible automatizar una gran cantidad de decisiones en función de distintos parámetros ya predefinidos.

Gracias a este software específico para operar en los mercados de capitales es posible agilizar gran parte de la toma de decisiones. Esto permite a los intermediarios financieros operar con mayor seguridad y rapidez permitiéndoles ser mucho más productivos y eficientes en su día a día.
Al mismo tiempo, no hay que olvidar que los reguladores de los mercados financieros están constantemente incorporando nuevas normas a la hora de operar y que las regulaciones cambian constantemente. En este sentido, un intermediario financiero también puede encontrarse con ciertos problemas, pues estar al tanto de todas estas novedades a nivel regulatorio que afectan de forma directa a su trabajo no resulta nada sencillo.
Para ambas cosas, tanto a nivel de desarrollo de software específicos como para mantenerse al día de todos los cambios normativos y cómo estos pueden afectar a la correcta evolución de su actividad, existen empresas de consultoría de capital markets encargadas de ayudar a estos intermediarios financieros y proporcionarles la tranquilidad que necesitan.
Lo ideal es encontrar una agencia interesante de los mercados de capitales que puedan asesorar al intermedio financiero en todos estos aspectos, permitiéndole centrarse en su trabajo con amplias garantías sin necesidad de preocuparse por nada más.

0 comentarios:

Publicar un comentario