Show Mobile Navigation

miércoles, 7 de enero de 2015

Un traductor se hace con el primer premio literario de 2015

Juan Pedro Diego - 10:32

El prestigioso premio literario Nadal que se conoce y entrega en el día de la Epifanía (6 de enero) ha ido este año a parar a manos de José C. Vales, un traductor que consigue exponer todo lo aprendido de Dickens en su segunda novela: Cabaret Biarritz.

Setenta y un años se cumplen desde la primera edición de los premios Nadal, el más veterano de los premios literarios y la primera cita con las letras del año, que nos deja recién terminadas las navidades una buena propuesta literaria con la que desconectar y comenzar la nueva etapa.
José C. Vales ha sido este año el galardonado con el prestigioso premio. Su segunda novela, Cabaret Biarritz, con la que se ha embolsado los 18000 euros del premio, la publicará la editorial Destino, convocante del certamen literario. En sus páginas se desarrolla el esclarecimiento de un crimen teniendo como protagonista a un periodista y escritor. Él se ocupará de hacer la investigación “no oficial” de la muerte de una joven aristocrática cuya vida es sesgada en una villa de veraneo de Francia en 1925.
Curiosamente coincide la profesión del protagonista con la del galardonado con el premio José Pla de novela catalana otorgado en la misma ceremonia: El poeta doble, de Andreu Carranza.
Las editoriales hacen así una apuesta por lo seguro, o al menos por lo más vendido, aprovechando la buena acogida de las novela negra entre los lectores españolas, cuyo germen es antiquísimo, pero cuyo renacer está relacionado con la obra catalogada como “best seller” de Larsson: Los hombres que no amaban a las mujeres.
Vales llega a recoger el premio Nadal con una gran y dilatada experiencia. Su segunda novela tiene trazas de lo capturado traduciendo a los grandes escritores clásicos y contemporáneos del siglo XX. Es de Zamora, licenciado en Filología hispánica y especialista en literatura romántica. Su nombre no solo está en sus dos novelas, galardonada esta última, sino que aparece bajo el de grandes autores como Dickens, Austen, Mary Wollstonecraft, Percy B. Shelley o Collins, entre otros.

El pensionado de Neuwelke fue su primera obra como autor. Al igual que esta segunda el romanticismo es un pilar literario en que se basa la excelente trama, con trazas de filosofía y estética. Algo de agradecer en los tiempos que corren y cuya lectura se antoja interesante y reconstituyente.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada