Show Mobile Navigation

miércoles, 14 de enero de 2015

Charlie Hebdo vendido en minutos mientras la policía detiene a un humorista

Juan Pedro Diego - 11:56

La revista satírica francesa Charlie Hebdo se ha vendido en tan solo unos minutos. A las 9 de la mañana ya era prácticamente imposible comprar uno de los tres millones de ejemplares de la edición semanal de la publicación. En la portada, seleccionada entre una veintena de propuestas por el resto de dibujantes, aparece un personaje caracterizado como musulmán, que según el autor representa a Mahoma, luciendo el popular mensaje “Je suis Charlie”. A modo de cabecera una frase que nadie esperaba: “Todo está perdonado”.
La editorial, que ha realizado la revista en las instalaciones en un periódico de su grupo, anunció una primera tirada de un millón de ejemplares. Algo inusual para una revista que se pone en la calle con una media de 65000 ejemplares semanales. La acogida por parte del público, y los apoyos recibidos, hicieron aumentar la tirada a tres millones. De ellos, un tercio de destinará a las familias de dibujantes asesinados, y el resto será para reconstruir la maltrecha sede editorial.
A vista de que la revista se agotó con tan solo abrir los quioscos, la editorial ha anunciado una nueva tirada de dos millones de ejemplares. En algunos puestos de venta de prensa de París habían más de cincuenta personas esperando cuando los quioscos subieron sus persianas, algo inaudito hasta la fecha.
Pero no todos son halagos y parabienes en esta disyuntiva. El humorista francés Dieudonné era detenido horas antes por la gendarmería de París, después de que publicara en su perfil de una red social la frase “Je suis Charlie Coulibaly”. El juego de palabras utiliza el aclamado eslogan y el apellido del terrorista que asesinó a la policía local el jueves y se atrincheró en un supermercado judío el día después de los atentados a Charlie Hebdo, matando a cuatro personas más.
El “humorista” se encuentra así por enésima vez con la justicia, después de varias manifestaciones expresando sus ideas racistas e incitar a la islamofobia. La policía atendió la petición del ministerio fiscal, ocupado ahora en una nueva amenaza que se ha llevado la vida de 17 personas, además de los tres terroristas.

De todo el mundo han llegado manifestaciones de apoyo a la libertad de expresión y de repulsa de los atentados, si bien han sido en los países del centro de Europa donde la matanza ha movilizado a más gente.

0 comentarios:

Publicar un comentario