Show Mobile Navigation

miércoles, 8 de octubre de 2014

Los dos hombres que rechazaron el Premio Nobel

Juan Pedro Diego - 13:46

En 1901 se otorgaron los primeros premios Nobel. Desde entonces 876 personas e instituciones han acudido al salón del Ayuntamiento de Estocolmo para recoger el galardón más importante del mundo. ¿Todos? No. Al igual que ocurre con los galos en las peripecias de Asterix y Obelix, dos personas a lo largo de la historia han rechazado recoger el premio Nobel que la academia sueca les había concedido.

Jean Paul Sartre, Premio Nobel de Literatura 1964

El filósofo y escritor francés Jean Paul Sartre fue la primera persona en rechazar el premio Nobel. El peculiar pensamiento de Sartre hacía que la aceptación del premio chocará directamente con su filosofía, contraria a la institucionalización. El filósofo es uno de los mayores representantes del existencialismo. Su obra culmen: “El ser y la nada”, adelanta en el título una declaración de principios que presidió el pensamiento y el modo de actuar de Sartre hasta el fin de sus días. Militante de izquierdas, Sartre se afilió a las ideas marxistas, recogiendo su criterio en un libro que parafrasea a Kant: “La crítica de la razón dialéctica”. La filosofía de Sartre es un canto a la libertad del ser humano, quien es responsable completamente de cada acto de su existencia.

Sartre rechazó el premio Nobel porque decía que si lo aceptaba era como aceptar el sistema contra el que luchaba. “Un escritor no puede convertirse en una institución”, decía en la carta que remitió a la academia, que mantuvo su nombre como galardonado del premio.

Le Duc Tho, Premio Nobel de la Paz 1973

La vida de Le Duc Tho estuvo ligada desde su nacimiento al devenir político de Vietnam. Desde joven estuvo afiliado a las ideas comunistas, lo que le llevó a la cárcel en múltiples ocasiones. Se convirtió en un jefe militar y una figura relevante contra la ocupación francesa de Vietnam. Estados Unidos intervino en la contienda tomando el control de Vietnam del Sur. En 1969 Le Duc Tho y Henry Kissinger alcanzaron a un acuerdo de paz. Su labor para llegar al entendimiento y parar una sangrienta guerra le valió el premio Nobel de la Paz, junto a su contrincante. El mismo que había ordenado el bombardeo de Hanoi, lo que provocó la ira de Le Duc Tho y la justificación para rechazar un premio de debía recibir junto al que consideraba un traidor.



0 comentarios:

Publicar un comentario