Show Mobile Navigation

viernes, 27 de junio de 2014

La isla de El Hierro ya tiene lista su pila 100% ecológica

Juan Pedro Diego - 16:11

Agua más viento es igual a energía renovable. Esa es la fórmula por la que apostaron hace unos años en la isla más meridional de las Canarias. Este viernes 27 de junio se ha dado un paso definitivo para la puesta en marcha del proyecto Gorona del Viento, empresa que cuenta con la participación del Cabildo y Endesa.

Hoy se inaugura la que puede considerarse la pila más grande del mundo, un proyecto faraónico con el que se vendrá a sustituir a la actual producción de energía eléctrica por medio de generadores de diésel. El proyecto de la Central hidroeólica de El Hierro tiene dos partes fundamentales: agua y viento. El agua se almacena en dos grandes lagos. Uno situado en un cráter natural conocido como La Caldera y con una capacidad de 380000 metros cúbicos de agua. Más abajo, al pie de la ladera, otro lago, este artificial, recibe el agua hasta una capacidad de 150000 metros cúbicos. Entre los dos lagos, próximo al más bajo, se encuentran cuatro turbinas de última generación. El agua se precipita a través de unas tuberías desde el lago superior al inferior, produciendo energía eléctrica en el ciclo.


El otro protagonista del proyecto es el viento. Cinco enormes aerogeneradores con una capacidad total de 11,5 megavatios producen la energía suficiente para abastecer la demanda eléctrica de la isla, y cuando los usuarios no precisan de la electricidad esta se utiliza para bombear el agua desde el lago inferior al cráter superior. Así se consigue tener agua en forma de energía potencial en lo que conforma la pila más grande del mundo.

El Hierro, que pretende ser una isla renovable en plenitud, es independiente de toda fuente de energía exterior a sí misma. Aunque la central eléctrica de combustión no se desarmará, al menos de momento, quedará como estación de reserva para cuando no se pueda producir energía en caso de días sin ausencia de viento y agua, dos elementos muy abundantes en esta isla afortunada. La central diésel también cumplirá funciones de emergencia.

La “pila” de El Hierro evitará la emisión a la atmósfera de 18700 toneladas de dióxido de carbono, un gas que contribuye al efecto invernadero, y propiciará el ahorro de dos millones de euros anuales en combustibles fósiles, además de suponer un hito de la ingeniería.

0 comentarios:

Publicar un comentario